lunes, 21 de abril de 2008

VI. Una vieja visita inesperada

El alba se esforzaba en despuntar, pero unos negros nubarrones dibujaban su silueta en el horizonte, amenazantes. La oscuridad aún reinaba, y el fresco se dejaba notar en aquellos siete temblorosos cuerpos. Pero no era de frío de lo que temblaban. Ante ellos una siniestra visión les hacía confundir lo real con lo ficticio. El alcohol ingerido aquella misma noche, que ya terminaba, acentuaba más si cabe la sensación de aturdimiento de los siete. Hicieron una piña. Arenas agarró a Ed., Dark enganchó del brazo a Chufowski y Duckland hizo idéntico gesto con Jony. Mem unificó aquel insólito racimo humano, y un nuevo alarido, de un Jony pisado en el mismo y dolorido dedo meñique, rompió el alba. Ante ellos se presentaba una visión espeluznante.

Entre andrajosos harapos y una poblada barba blanca sin cuidar, se intuía el demacrado y llagado rostro ceniciento de un anciano a quien nadie, mentalmente, fue capaz de ponerle edad. Quiero decir de ponerle una edad creíble, una edad que no sobrepase ese límite de lo que se supone debe vivir un ser humano. Ante el grupo se situaba un espécimen que parecía provenir de tiempos remotos, pero sin haber utilizado ningún tipo posible de máquina del tiempo, sino que había vivido día a día y segundo a segundo cada uno de los siglos. Sus manos no eran más que mortecinas ramas secas, y de ellas colgaban largas uñas amarillentas que parecían no haber sido cortadas nunca. Calzaba unas deshilachadas sandalias que dejaban al descubierto dos cadavéricos pies, más propios de la exhumación de algún antiguo nicho que se traslada a un osario. El silencio sepulcral se vio cercenado de cuajo por una voz honda, resquebrajada, como venida del fondo de un viejo pozo abandonado:

— ¿Quiénes coño son éstos, Ed?

La estupefacción más absoluta del abigarrado racimo de cuerpos atenazó la lengua de sus temblorosos componentes. Unos segundos, que se hicieron eternos, terminaron con una tajante aseveración de Ed:

—Amigos. Hemos venido a pasar unos días. Espero que no haya problema.

—Creía que lo habías entendido, muchacho, pero ahora veo mi error —contestó el contrariado ser pleustocénico.

—Descuida, son de confianza. Responderé yo por ellos —dijo Ed con tono conciliador, con ese tono que se pone cuando se trata de obviar una advertencia previa, pero con la intranquilidad que da el haber violado una norma, tal vez no escrita, pero entendida claramente.

—Pues debes comenzar a responder —volvió a atacar el ser—, porque en el camino norte de la plantación acabo de encontrarme inconsciente a uno de tus “amiguetes” haciendo uso ilícito de lo que sabemos. Así que espero que no se repita.

Y tras decir esto, el arcaico homínido se perdió en medio de la oscuridad, que daba sus últimos coletazos a favor de una luz que avanzaba un nuevo día.

Cariacontecidos, las caras de los seis buscaban una explicación que se hacía esperar. La primera en explotar fue Arenas, que se había desprendido del abrazo de Ed en cuanto el vejestorio sin igual se dirigió a él.

—¿Qué coño significa todo esto, Ed?

—Ha sido un día muy largo. Acostémonos, descansemos y mañana os lo explicaré todo. Dark, Chufowski: id a buscar a Ícaro. Quizá no haya sido tan buena idea venir aquí.

De repente, recién salido de su estado de shock, Jony, con sus venas henchidas de adrenalina, suspendió del cuello de la camisa a Ed.

—¿¡Pero qué hostias es todo esto!? ¿Qué te has creído? Primero la luz, después el intruso, más tarde la nota del barco, ahora el muerto viviente éste. ¿Y quieres que nos vayamos a dormirla sin más? Creo que te estás confundiendo, amigo.

—Basta –medió Mem con tono conciliador, acercándose a ambos para tratar de separarlos, con la mala suerte de volver a pisar el maltrecho dedo meñique de Jony—. Creo que debes preparar una buena explicación, Ed. No tengo ni idea de qué va todo esto, ni de qué coño pintamos aquí. Pero en mis condiciones tampoco creo que consiguiera entenderlo. Al menos hoy no. Me voy a la cama, tíos.

—¡Pues aquí os quedáis, joder! Yo no aguanto más mamonadas. Creo que he tenido suficiente —añadió Jony fuera de sí.

Duckland marchó tras los pasos de Jony, sin ser capaz de articular palabra, acaso influida por la poca costumbre de ingerir tal cantidad etílica. Arenas lo había hecho antes, acompañando a Mem. Ed se quedó inmóvil, en el quicio de la puerta. Pensativo, acaso buscando la mejor explicación para resolver el embrollo, maldijo el día que decidió invitar a aquel solitario y fantasmagórico pueblo a sus colegas de blog. De repente, una inesperada y fría mano devolvió a la tierra con sobresalto al abstraído Ed:

— Ed, tronco, ¿y toda la peña? –dijo un desencajado y ojiplático Prometeo.

— Una larga historia, amigo, una larga historia.

12 comentarios:

Chufowski dijo...

buenísimo prometeo. a ver que se le ocurre al próximo.

Jonathan Fernández dijo...

:D ¡¡ Hay que ver como va enganchando esto !! Se me arremolinan las ideas.

prometeo dijo...

Chufowski, ir a buscar a Nuevo Icaro con Dark Sunrise, significa justamente ir a buscar a Nuevo Icaro... XDDD
Jony, te he visto un poco nerviosillo tío!! Te vendrá bien descansar... :P
La verdad es que se pasa muy bien escribiendo, y comienza a haber un gran número de frentes abiertos por los que continuar:
El desafío del décimo personaje.
La relación de Ed con todo el montaje.
La explicación que Ed nos dará mañana por la tarde, cuando despertemos.
La relación entre los personajes insinuada en el arracimamiento XD
El motivo de la inexplicable anciandad del viejo decrepito (amigo? de Ed)
.
.
.
La cura del dedo meñique de Jony

Estoy deseando leer el próximo capítulo. Por cierto, no sé a quien le toca...

Chufowski dijo...

.por cierto Ed. puedes poner de nuevo la lista?...creo que yo era el último pero no lo sé seguro...

Anónimo dijo...

Jodeeerr!! que bueno,nunca se pudo decir tanto con tan poco o tan poco con tanto.XDDDDDDDDDDDDD.
mem.

Ed. Expunctor dijo...

He puesto un banner con los nombres por orden de intervención. Arenas es la próxima, luego Chufowski, Dark, Duckland, edcétera.

Thedarksunrise dijo...

Pobre Jony... ¿conservará algún dedo del pie al finalizar la historia? Por cierto Ed., tú qué clase de amigos tienes?? xDDDD Muy buena la continuación, Prometeo :) Besis a todos!!

Duckland dijo...

Prometeo, mas dejao picueta!!
Incluso ahora, con esa lista tuya de enigmas por resolver!
Y sip, pobre dedo de Jony... estooo ¿a ver si estaba nerviosillo porque iba yo cogida del brazo? jur jur...
Menos mal que esto es ficción, si no, te diría que eso de que Duckland no esta acostumbrada a ingerir tal cantidad de alcohol es un chiste buenísimo.

A dormir todos, que mañana nos lo explica Ed!

Ed. Expunctor dijo...

Yo he tenido el honor de ver una parte del próximo capítulo, que Arenas publicará hoy, y he flipado.
Eso sí, a mi personaje lo habéis ido metiendo en las últimas entregas en una movida muy grande...

chufowski dijo...

...pues nada aquí estamos esperando la nueva entrega, como agua de mayo...
a ver cómo le lías, Arenas.

Pitima dijo...

Qué bien os lo pasais!!! Todos muy bien, pero debo decir que mis preferidos son Nuevo Icaro y Prometeo...
Espero que la siguiente nos salve a Nuevo Icaro del campo de María... jajaja (aunque igual él está agustito por allí..). Y que al pobre Jony no le tengan que amputar el maltrecho dedo.. Y que a Prometeo se le pase el maleficio del brebaje del pájaro... y que no acabeis todos desnudos entre las tinieblas (se pondría esto demasiado XXXX)jejejeje. ¡Pero cómo la estais liando!
Resulta divertido seguiros!! ¡Mejor que las telenovelas! jajaja.
Un saludo a todos y enhorabuena a los premiados.. XDDDD.

Nuevo Ícaro dijo...

Yo solo puede darte las gracias hermano,además de no vengarte, me regalas un viaje al paraíso,una noche gratis en la habitación VIP del GRAN HERMANO.
Me ha encantado,genial, genial,genial.